lunes, 13 de octubre de 2008

PRISIONEROS DEL ÉXTASIS

En el cielo de tus ojos estallan mil estrellas,
encendidas por el deseo que se apodera de ti,
cuando al rozarme tus manos con un pequeño gesto,
haces que me inquiete viendo lo que se inicia.

Mis labios responden a los tuyos ardientes,
buscando en lo hondo de tu humedad la respuesta,
a ese volcán en erupción que es mi cuerpo,
mientras tus manos libremente exploran mis secretos.

La ropa, de pronto, se transforma en un obstáculo,
que en un segundo se desliza de cualquier manera,
para que la nube perfumada de la cama nos reciba,
en un estrecho abrazo y un mar de miel.

Prisioneros de un éxtasis que parece no tener fin,
nos vamos revelando esos lugares vedados,
que al acariciarse te hacen elevar,
por un infinito donde el sexo es entrega total.

Rodamos entrelazados susurrando mil palabras,
que se mezclan con nuestros gemidos del placer,
y es tu rostro sonrojado el espejo perfecto,
donde se manifiesta nuestro goce sin fin.

Te siento dentro de mí con la fuerza de tu hombría,
y me aferro a ti suplicando que sigas,
que nunca te detengas en hacerme sentir…
de esta manera perfecta… mujer y feliz.


2 comentarios:

Marta dijo...

Mi querida Amiga, los últimos poemas son de una sensualidad que en mi caso, no lo deberia leer en el trabajo, jeje. Usted toma las historias propias y ajenas, tal como lo dijo en la presentación de su libro, y nos hace volar con la imaginación a sensaciones y sentimientos que nos dibujan una sonrisa en los labios muestra de picardía y complicidad.

Anónimo dijo...

Amiga, recuerda ud que estoy a dieta?? jajajaj genial...mmm inquietante creame, muy bueno
felicidades por sentir