martes, 24 de febrero de 2009

ÁMAME ESTA NOCHE

Ámame esta noche como si supiéramos que no habrá mañana,
que no amanecerá nuevamente para nosotros.
Permite que tus manos despojen a mi piel estremecida,
de los aromas de un amor inédito y mágico.

Deseo nutrirme de tu cuerpo en estas horas temibles,
donde las sombras de la muerte parecen hacerse tan reales,
que siento me roban el aire y marchitan mi esperanza,
¡sana mi alma a través de un dulce beso encendido!

Entra en mi cuerpo y danza junto a mí sin límites,
sobre el paraíso húmedo de las sabanas,
hazme olvidar el profundo temor que siento,
que el inocente tiempo de los juegos esta llegando a su fin.

Ámame, te lo ruego, que sea tu cuerpo encendido,
el que sosiegue el frío que me hiela la sangre.
Bebe de mis lágrimas y calma tu sed mágica,
después del ardor que provoca el goce de amarse.

1 comentarios:

Marta dijo...

Este es tu mundo Moni, el mundo de los poetas