miércoles, 25 de febrero de 2009

MIEDO


Tengo miedo de perderte entre el suave y fragante
respiro de otras bocas que inquietas se te ofrecen,
y esas caricias apasionadas de manos audaces,
que con solo tocarte quiten de tu piel mi huella.

Tengo miedo que se acallen de tus oídos mis palabras,
y que el rumor perpetúo de otras voces,
te extravíen de mi senda dejándome sombría y desierta,
apartada de la guía que me daba tu luz generosa.

Tengo miedo que destierres la añeja promesa,
de permanecer juntos por cualquier vía recorrida,
y te retires de mis días sin volver la vista atrás,
quitándome de tu memoria para siempre.

Tengo miedo que al extender las manos en tu busca,
encuentre solo el vacío inmenso de la soledad,
y las tinieblas de mis jornadas sin ti,
envuelvan para siempre los tonos que pintaste en mi vida.

1 comentarios:

Marta dijo...

si una tiene todos estos miedos es porque no està segura de sí misma y del otro, entonces habrá que seguir por otros caminos.
Se llama pensamiento en voz alta.