lunes, 2 de marzo de 2009

AVE DE RAPIÑA

Como lo que eres, un ave de rapiña, te lanzas,
en busca de carne fresca para extinguir el apetito,
que te consume las entrañas y te perturba,
desde el mismo instante que fuiste creada.

Tus garras no saben arrullar, extirpas lo que aún late.
y que lucha de mil maneras diferentes,
tratando de apartarte con lo último de sus fuerzas,
enardecido por el deseo de continuar con vida.

Tus ojos tenebrosos y malignos nunca reflejaron una sonrisa,
solo el gemido desesperado del que vencido por tu veneno,
deja que tu pico letal y tu lengua reseca asesinen sin clemencia,
las rosas frescas de la vida que lentamente se marcha.

Algunos te llaman sufrimiento, otros solo emiten un insulto,
aterrados de que al nombrarte te hagas real.
Otros te llaman muerte y en silencio se persignan,
esperanzados, que por esta vez… no llames a sus puertas..

1 comentarios:

Lucero dijo...

Realmente es sorprendente que una Poeta que le canta al amor le escriba a ESTE personaje maligno. Pero es bueno sacarse de adentro las broncas. Me hacés acordar a otro poeta.