domingo, 29 de marzo de 2009

CONFUNDIDA

Llega el día y con él retornan mis inquietudes,
el movimiento constante de mi existencia,
entre el espacio y el tiempo me colma de dudas,
que no encuentran las respuestas que necesito.

Siento muy adentro que la vida se propuso,
arrancarme a fuerza de dolor y muerte.
a los que supieron amarme de verdad,
y llenaron mis horas de júbilo.

Tengo las manos muy frías y el corazón llagado,
ya no me bastan las lágrimas para aquietar mi pena,
los labios me sangran de tanto morderlos,
para no clamar cuánto estoy sufriendo.

Tengo hambre de gestos afectuosos,
y sed de besos que estremezcan mi cuerpo,
crecen en mi intimidad los deseos,
y me debo conformar con el vacío que siento.

Me muevo como una sombra entre la gente,
pero nadie parece darse cuenta de mi dulce espera,
por esa señal que me detenga,
y la palabra gentil que me sane.

Estoy confundida y con dolores tremendos,
que golpean mi cuerpo y mi alma.
Por eso le pido a Dios que sea generoso,
y me devuelva la paz que no encuentro.

2 comentarios:

La hija de la Lágrima dijo...

Monita, cuánta tristeza se refleja en este poema

PATRICIA dijo...

No sabes cuanto te comprendo.
Lo unico que queda es seguir!!
Patricia.