sábado, 21 de marzo de 2009

ENTRE TUS MANOS

Esta noche siento un frio
que cala hondo mi alma,
llenándome de impaciencias y temores.
Es por eso que te ruego que me mires de nuevo,
y me recojas suavemente entre tus manos.

Has retornar para mi desde los añejos días soñados,
esos bellos instantes donde besos y sonrisas,
eran el maná asombroso que nutría,
nuestros cuerpos unidos por el afecto y la pasión.

Recoge entre tus dedos los recelos que no me dejan volar,
y borra con un gesto toda la congoja que ahoga mis sueños.
Vierte suavemente sobre mi corazón la certeza,
de tu presencia acompañando mi andar por la vida.

Templa mi piel trémula por las inquietudes,
aquieta las preguntas que no tendrán jamás respuestas,
y hazme recordar lo generosa que fue la vida,
que me concedió sin merecerlo el goce de tu amor.

Por eso, esta noche, mi príncipe gentil,
perfuma mis horas tenebrosas y frías con tu fragancia,
y guarda toda mi vida como antes lo hacías,
entre tus manos cálidas.

1 comentarios:

La hija de la Lágrima dijo...

y bueno ya te dije todo....